Gastritis crónica y enfermedades bucodentales

Consejos Saludables
gastritis cronica, gastritis y salud dental, problemas dentales
0
Gastritis crónica y enfermedades bucodentales

Gastritis crónica y enfermedades bucodentales están relacionadas y te contamos más sobre ello.  Cuando la falta de una higiene bucodental adecuada es crónica, se producen muchos más problemas de las encías. Esto pueden provocar incluso dolor al masticar. Además, se llegan a perder piezas dentales. Esto es más frecuente, sobre todo, en las muelas. Esto provoca que el masticado es menor y se tragan trozos más grandes de alimentos.

Esto hace que masticar sea menos efectivo, por lo que el estómago requiere hacer más esfuerzo para digerir los alimentos. El resultado a medio o largo plazo es que el estómago debe segregar más ácidos y jugos gástricos para poder digerir convenientemente los alimentos, de manera que puede derivar, a su vez, en problemas estomacales como la gastritis crónica.

Pero como la boca y el aparato digestivo están relacionados anatómicamente, son muchas más las lesiones que pueden producirse en este debido a problemas de salud bucodental. Entre ellas, además de la gastritis que se ha mencionado anteriormente, destacan:

Gastritis crónica y enfermedades bucodentales. Tipos:

– Las aftas y las úlceras, que son lesiones necróticas de la mucosa.

– Trastornos digestivos, como la dispepsia o dificultades para hacer la digestión.

– Queilitis angular o lesiones inflamatorias de los labios.

Todas ellas son lesiones relacionadas con la boca que pueden derivar en problemas de tipo digestivo. Encontramos entre ellos la gastritis crónica, el síndrome de malabsorción o enfermedades inflamatorias crónicas.

Otro problema asociado con la boca son las alteraciones de la lengua, que presenta un acumulo de bacterias. La lengua tiene una capa de un color blanco o amarillento que se relaciona con la dispepsia, es decir, con la dificultad de realizar la digestión de manera adecuada. Pero también esta lengua que acumula bacterias y restos alimenticios puede causar gastritis crónica, síndrome pilórico, síndrome de intestino irritable y estreñimiento crónico.

Ante cualquiera de estas alteraciones que aparecen en la boca, cuando se mantiene una mala higiene o cuando se tienen enfermedades del aparato digestivo, debemos consultar con el odontólogo, de forma que pueda aplicar tratamientos adecuados, realizar la prevención mediante controles de los tejidos blandos y aconsejar la visita al especialista del sistema digestivo si es necesario.

Consejos para evitar los problemas bucodentales

Como conclusión del presente artículo, podemos decir que una mala higiene bucodental no es simplemente un problema relacionado con la boca. Sino que puede llegar a generar enfermedades orgánicas de mayores consecuencias.

Por este motivo, las revisiones al dentista regulares, las limpiezas profesionales, los hábitos de higiene bucodental adecuados y el tratamiento precoz de las enfermedades de dientes, encías y mucosas de la boca puede prevenir o evitar enfermedades crónicas como la artritis y las gastritis, así como mejorar el estado de la diabetes y evitar enfermedades cardiovasculares potencialmente mortales.

Lavarse los dientes como mínimo dos veces al día, tanto con pasta dental como con hilo y enjuagues bucales para optimizar la limpieza de la boca puede prevenir enfermedades más graves. Ante cualquier dolencia de la boca o dientes, debemos acudir al odontólogo para diagnosticar y tratar el problema. No podemos olvidar que el mayor logro de la medicina es el diagnostico precoz y la prevención de las enfermedades.