Dietas para bajar de peso

Nutricion
dieta adelgazar, dietas, dietas bajar de peso, dietas para bajar de peso rapido, dietas saludables, nutricion
0

¿Debo eliminar las grasas de mi comida?

Tanto la información como las investigaciones realizadas en el ámbito de la nutrición, con estudios sobre dietas bajas bajar de peso peso, nos demuestran que eliminar las grasas de la dieta puede ayudar a bajar peso inicialmente, pero que esta pérdida no se mantiene después de un año.

Por tanto, no se trata de eliminar las grasas completamente de la alimentación. Sino de que consumamos grasas saludables y reduzcamos los carbohidratos (eliminar, eso sí, los azúcares industriales). Se ha de eliminar de la dieta todo alimento procesado de forma industrial. Ya que llevan altas cantidades de carbohidratos como el almidón y los azúcares refinados.

Además, los alimentos procesados contienen grasas de origen animal y grandes cantidades de sal, la cual aumenta la posibilidad de que retengamos líquidos.

 

La dieta cetogénica

Este tipo de dieta se fundamenta en el objetivo de que nuestro organismo consuma principalmente las grasas para la producción de su energía en lugar de los carbohidratos. Como consecuencia, los lípidos comienzan a ser la principal fuente de energía.  

El resultado es que se produce una significativa pérdida de peso, además de ser dietas que evitan la insulinorresistencia y son cardiosaludables, disminuyendo los niveles de triglicéridos en sangre. Además, favorecen la síntesis de glucógeno y mejoran el nivel de glucosa en la sangre, así como el de hemoglobina.  

Son dietas que sacian de manera importante, por lo que, a veces, disminuye la cantidad de ingesta calórica sin necesidad de estar contando permanentemente las calorías consumidas, lo que las hace más sencillas de seguir.

 

Ejemplo de dietas para bajar de peso:

Solamente podemos consumir 50 gramos de hidratos de carbono al día. Durante la dieta no se va a comer pan, bollería, pasta, arroz, cereales, harinas, legumbres, patatas u otros tubérculos, dulces o grasas saturadas ni azúcar, por lo que no se debe consumir ningún tipo de refrescos o zumos azucarados. 

Los carbohidratos que sí se pueden consumir son los procedentes de espinacas, berros, lechugas, endivias, brócoli, coliflor, alcachofas, espárragos, apio, ajo, calabacín, zanahoria, cebolla, puerro, tomates, pimientos y frutas, entre las que es preferible elegir las ácidas.

 

Los principales alimentos que podemos comer en esta dieta para bajar de peso son los siguientes:

– Las carnes de cerdo, ternera, cordero, cabra y aves de corral.

– Los pescados, tanto blancos como azules, como lubina, dorada, caballa y sardina.

– Los mariscos. 

– Los huevos y quesos.

– Los frutos secos y las semillas, como almendras, avellanas, nueces y semillas de calabaza, de chia o de lino.

– Los aceites saludables como los de oliva virgen extra, coco, linaza o aguacate.