Dieta para niños

Nutricion
dietas para bebes, dietas para niños chicos, dietas saludables
0
Dieta para niños

La infancia es un momento crucial para el desarrollo físico e intelectual de una persona. Por ello, la alimentación es fundamental en esta etapa de la vida, para que este desarrollo se logre de forma sana.

En esta etapa han de incorporarse los elementos nutricionales fundamentales para alcanzar un desarrollo y crecimiento adecuados. Además, es el momento en el que se adquieren los hábitos de alimentación que perdurarán durante el resto de la vida. 

 

Una dieta para niños sana debe incluir los siguientes alimentos:

– Lácteos: dos vasos de leche más una ración de queso.

– Huevo: 3 huevos enteros a la semana.

– Carne: dos porciones de pescado a la semana como mínimo, dos veces carne de pollo y otras dos de cerdo o ternera. 

– Las verduras y las frutas: deben consumirse entre dos y cinco raciones diarias de verduras, que pueden tomarse crudas o hervidas. Además, al menos tres porciones diarias de frutas, y si una es un cítrico, mejor.

– Las legumbres​ deben consumirse al menos una vez por semana y pueden sustituir a una ración de carne.

– Grasas, debiendo evitar los fritos, sobre todo en grasas como la manteca. Usar aceite vegetal de oliva virgen para ensaladas y guisos.

– Azúcares: es mejor no echar azúcar a la leche y otros alimentos. Deben evitarse los azúcares refinados en la medida de lo posible.

– Dulces elaborados de manera artesanal pueden consumirse esporádicamente; sin embargo, se recomienda no consumir los industriales por su alto nivel de grasas animales, azúcares refinados y conservantes.

– Bebidas: los niños deben habituarse a tomar agua como bebida única o zumos naturales, nunca industriales.

 

Si el niño presenta sobrepeso u obesidad, se debe elaborar una lista con alimentos permitidos y no permitidos, siempre dentro de la supervisión de su pediatra, nutricionista y endocrino. Crear una dieta para niños adaptada, será fundamental. 

En ocasiones, los pediatras o nutricionistas recomiendan que se incorporen complementos dietéticos, como la levadura de cerveza, que aporta proteínas, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, el cobre, el zinc, el cromo o el selenio.